Películas que todo aficionado al fútbol debería ver

Películas que todo aficionado al fútbol debería ver

El fútbol no puede definirse como un mero deporte. Su alcance global ha hecho que trascienda mucho más allá de esa concepción primigenia para acabar formando parte de lo que se suele definir como cultura de masas. Y, como integrante de este concepto, sus tentáculos se han extendido a otros medios como la literatura, la música o, en el caso que ahora nos ocupa, el cine.

Sin embargo, mucho antes de que alcanzara la dimensión que tiene hoy, el deporte rey ya servía de inspiración para los directores de cine. De hecho, se considera que la primera película sonora española de la historia fue “Fútbol, amor y toros”, dirigida por Florián Rey y que se estrenó el 7 de enero de 1930.

Aquel año, el Athletic de Bilbao ganaría la Primera División española, en la que solo jugaban 10 equipos y que contaba con equipos otrora ilustres como el Real Unión Club de Irún, el Arenas Club de Guecho o el C.D. Europa. No obstante, la trama de la película se desencadena cuando el ficticio portero del Triana FC falla estrepitosamente en un partido ante el Real Madrid, lo que le conduce a probarse (sin éxito) en el mundo del toro con la intención de conquistar a su amada y al padre de esta, que no acepta como yerno a un futbolista.

La película, de la que no se conservan copias, pone de manifiesto que la visión que se tiene sobre el mundo del fútbol ha cambiado mucho desde entonces, y el cine no es una excepción a la hora de reflejar esta nueva realidad. Por eso, hemos querido hacer una selección de películas sobre fútbol, todas ellas estrenadas en el siglo XXI, que todo amante del fútbol debería ver.

El milagro de Berna, Sönke Wortmann (2003)

Comenzamos con la única de las películas del listado que, aunque con ciertos elementos de ficción, narra una historia real: el conocido como “Milagro de Berna”, que da nombre al film y que supuso una de las mayores sorpresas vividas en la historia de las Copas del Mundo.

Inmersa en una profunda crisis tras la derrota en la Segunda Guerra Mundial y con la división del país y de su capital en dos, que la República Federal Alemana se colara en la final de la Copa del Mundo de 1954, celebrada en Suiza, ya había sido una sorpresa para el mundo del fútbol. Y, más aún, que el 4 de julio de 1954 se proclamara campeona ante la gran favorita, la Hungría de Ferenc Puskás, Zoltán Czibor o Sándor Kocsis, entre otros. Si a eso le añadimos el hecho de que en el minuto 8 del partido los magiares ya ganaban por 0-2, tenemos los ingredientes perfectos para una película de tintes épicos.

Alemania Federal remontó el partido y Helmut Rahn se erigió, por encima de todos, como el héroe de la final al marcar un doblete. Precisamente Der Boss, como se le apodaba en los campos alemanes, es el protagonista de la película que recrea este hecho, El milagro de Berna.

Matthias es un niño que crece sin su padre, Richard, prisionero de guerra de la Unión Soviética. Sin embargo, sí cuenta con una figura paterna: la del futbolista Helmut Rahn, que lo ha tomado bajo su protección. Sin embargo, poco antes de la Copa del Mundo, el padre de Matthias regresa marcado por el cautiverio. La pasión del niño por el evento contrasta con la apatía de su padre, pero la victoria de Alemania servirá para devolver a Richard la ilusión por vivir.

¡Goool!, Danny Cannon (2005)

David Beckham, Zinedine Zidane, Raúl González, Patrick Kluivert, Rafael Márquez, Steven Gerrard, Alan Shearer, Damien Duff, Henry, Ronaldinho, Iker Casillas, Robinho, Lionel Messi… Con esta pléyade de estrellas mundiales del fútbol contó la trilogía ¡Goool!, en la que FIFA colaboró activamente cediendo, entre otras cosas, los permisos para poder usar nombres reales de equipos y jugadores.

La primera película de la saga se estrenó en 2005 ¡Goool!, película dirigida por Danny Cannon y que narra el inicio de la aventura de Santiago Muñez (Kuno Becker), un niño mexicano que, junto a su familia, vive ilegalmente en Estados Unidos con la esperanza de ser jugador de fútbol. A medida que crece va abandonando su sueño, hasta que un día un exfutbolista inglés le ve jugar y se enamora de sus habilidades con el balón. Así, promete a Santiago que, si viaja a Inglaterra (lo que implicaría dejar a su familia atrás sin la posibilidad de regresar), le pondrá en contacto con uno de sus antiguos clubes de la Premier League: el Newcastle United.

Esta película es la primera de una trilogía sobre el valor de los sueños y sobre el sacrificio que conlleva dedicarse profesionalmente al fútbol y que se completa con ¡Goool! 2: viviendo el sueño, de Jaume Collet-Serra (2007) y ¡Goool! 3: el juego final, de Andrew Morathan (2009). El cierre de la saga contó incluso con el cameo de árbitros tan conocidos como Horacio Elizondo, Frank De Bleeckere y Massimo Busacca.

Salir pitando, Álvaro Fernández Armero (2007)

La Romareda, 1996. Zaragoza y Barcelona disputan un partido que pasará a la historia por una jugada en la que el árbitro asistente Rafa Guerrero llama al principal, Mejuto González, para advertirle de que ha habido penalti y expulsión a favor del equipo visitante. En ese momento, Mejuto soltará una frase que quedará grabada en la memoria de los aficionados futboleros: un “Rafa, no me jodas” que 24 años después todavía se les recuerda a los protagonistas. Como anécdota cabe decir que realmente las palabras no fueron esas, sino «Venga, joder Rafa, me cago en mi madre, ¿expulsión de quién?», pero en el imaginario colectivo nunca cambiarán.

Esa frase es la base sobre la que se sostiene Salir pitando, comedia de Álvaro Fernández Armero estrenada 11 años después del mencionado suceso. En ella, José Luis Pérez (Willy Toledo) es un árbitro de la Liga que, pese a que llegó a ser considerado como uno de los mejores, está atravesando multitud de problemas personales y profesionales que le están convirtiendo en el árbitro más odiado por los aficionados.

Pese a estos condicionantes, el colegiado decide arbitrar el Recreativo de Huelva – Valencia de la última jornada de liga que, para más señas, puede decidir el campeonato para el conjunto visitante. Y lo hará acompañado de su inseparable asistente y amigo Rafa (Javier Gutiérrez), nombre que servirá para que José Luis Pérez parafrasee a Mejuto González.

Como curiosidad, cabe destacar que algunas escenas de la película fueron rodadas en el estadio Nuevo Colombino durante un partido real de la Liga Española entre el Recreativo de Huelva y el Valencia FC.

L’arbitro, Paolo Zucca (2013)

Imaginen, por un momento, que antes de la final de una gran competición europea pillan al árbitro que va a dirigir la contienda recibiendo un soborno para amañar el resultado del encuentro. Y que, como castigo, se le manda a arbitrar al campo del peor equipo de la Tercera División italiana. ¿Rocambolesco, verdad?

Pues esto es precisamente lo que propone L’arbitro, comedia grotesca de Paolo Zucca basada en su corto homónimo que ganó en 2009 el David de Donatello, el premio más prestigioso del cine italiano. Cruciani (Stefano Accorsi) pasa de arbitrar finales en los mejores escenarios del continente europeo a hacerlo en los campos de tierra a los que nunca esperaba volver y recibiendo insultos sin el parapeto que ofrece la lejanía y el ensordecedor ruido de un gran estadio.

Rodada en blanco y negro, el director confesó haberse inspirado en varios casos reales para construir su historia. Byron Moreno, exárbitro internacional sobradamente recordado en Italia por su polémica actuación en los octavos de final de la Copa del Mundo de Corea y Japón, o las escuchas del “Calciopoli”, escándalo que afectó a varios equipos de la Serie A, sirvieron a Zucca para construir su relato “olvidando los nombres y los hechos, manteniendo la manera de hablar”.

Metegol, Juan José Campanella (2013)

«Si hubiera que ponerle música de fondo a mi vida, sería la transmisión de los partidos de fútbol». Esta frase define a la perfección a su autor, el malogrado escritor y humorista gráfico argentino Roberto Fontanarrosa, y explica que su pasión por este deporte inundara buena parte de sus relatos.

Uno de ellos es Memorias de un Wing derecho, que sirvió como germen para el guion de Metegol, conocida en España como Futbolín y que marcó el hito de ser la primera película de animación argentina en 3D. Dirigida por Juan José Campanella (El secreto de sus ojos), sigue los pasos de Amadeo, un chico tímido que tendrá que enfrentarse a El crack, considerado el mejor futbolista del mundo pero que aún tiene la cuenta pendiente de vengar la única derrota que ha sufrido en su vida, ya que de pequeño Amadeo le ganó en una partida de futbolín.

Sin embargo, el protagonista contará con una inestimable e inesperada ayuda al descubrir que los jugadores del futbolín tienen vida propia y le ayudarán con la esperanza de que Amadeo vuelva a derrotar a su adversario.

¿Quieres acompañarnos en esta aventura?

Andrés Montes, uno de los grandes narradores deportivos españoles, decía en una de sus frases más emblemáticas que “la vida puede ser maravillosa”. Lo relevante, sin embargo, no era ni lo que decía ni cómo lo hacía, sino el cuándo: después de ver un pase milimétrico, un gol por la escuadra, un triple sobre la bocina…

En Labhipermedia tenemos claro que, cuando Montes ponía la palabra vida en esa sentencia, en realidad lo hacía pensando en torno a lo que giraba la suya. Porque el mundo del deporte puede ser, y nos aventuramos a afirmar que lo es, maravilloso. Tan simple (al final, todo se puede resumir en dos adversarios luchando por ganar un partido) y tan complejo (sin un trabajo táctico, técnico, físico, mental etc… esos contrincantes difícilmente podrán llegar a su objetivo) como lo es la vida.

Sin embargo, en Labhipermedia no quisimos quedarnos en la superficie. Esa mencionada complejidad nos llevó a investigar en el uso de la tecnología como motor de mejora de la experiencia de aprendizaje. Por eso, los principales productos de la empresa han estado siempre orientados a la formación y gestión deportiva: Azor, nuestro sistema inalámbrico de captura multiseñal y análisis de vídeo; CloudLab, plataforma de aprendizaje en línea, y Mulppy, sistema de visualización para presentaciones multimedia.

Y, precisamente para completarlos, nace este blog. En él, analizaremos esos aspectos que tanto nos apasionan y que motivaron la creación de esta empresa hace 17 años. Aquí podrás encontrar artículos en profundidad con el foco puesto en aquellos contenidos que puedan interesar a todos los estamentos que vertebran el deporte tal y como lo concebimos: jugadores, entrenadores, árbitros… Pero no solo eso: entre otras cosas, también revisitaremos curiosidades pasadas sin las que no se podría entender la actualidad deportiva y recomendaremos lecturas y películas para los amantes de este mundo.

¿Quieres acompañarnos en esta nueva aventura?