¿Por qué los eSports son un deporte?

Publicado por LabHipermedia en

No cabe duda de que la tecnología está cada vez más presente en nuestro día a día, y que cada vez más ámbitos de nuestra vida están influenciados por ella. Tanto es así que ha llegado hasta los deportes, gracias a los eSports.

Para entrar en materia, habría que definir lo que son los eSports. Esta palabra se utiliza para definir las competiciones de videojuegos, que a menudo se retransmiten con público y en eventos multitudinarios. El término solamente hace referencia a los enfrentamientos entre humanos utilizando una plataforma digital y dependiendo el resultado de las capacidades de los jugadores, no de la suerte.

Este sector ha ido creciendo cada vez más, en parte gracias al desarrollo del hardware de los ordenadores, consolas y dispositivos móviles. Gracias a esto se han desarrollado grandes mejoras en los gráficos, que cada vez son mejores y permiten que los videojuegos ganen en realismo.

Ahora que ya sabemos lo que es un eSport, hay que saber la definición de deporte. Según la primera acepción de la RAE, deporte es una “actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas”. Según la segunda, deporte es “recreación, pasatiempo, placer, diversión o ejercicio físico, por lo común al aire libre”.

Diferencias y parecidos

Hay que remarcar que los eSports no necesitan una gran actividad física, mientras que otros deportes como el fútbol, sí. Este es el tema que genera más debate y controversia. Sin embargo, hay más deportes que no necesitan tanta energía física, como el ajedrez, que es más mental, pero lo podemos encontrar en Centros de Alto Rendimiento.

Los jugadores de eSports tienen que prepararse física y mentalmente para aguantar el ritmo de las competiciones, ya que muchas veces éstas son bastante largas y tienen que estar un buen rato delante de la pantalla. Al igual que los deportistas de élite necesitan una buena preparación, los jugadores de eSports también.

Otra de las similitudes se encuentra en los seguidores. Los eSports mueven una gran masa de público, de gente joven, que ya suma una audiencia de casi 450 millones de espectadores en todo el mundo. Las audiencias de los torneos y eventos cada vez son mayores, y parece que van a crecer aún más. Si se comparan las cifras con las de los “deportes tradicionales”, las cifras son similares ya que, por ejemplo, la pasada final de la Champions (en la que estuvo como árbitro asistente Pau Cebrián Devís, al que entrevistamos recientemente), tuvo unos 350 millones de espectadores.

Uno de los parecidos más destacables y que es muy fácil de apreciar es el desarrollo de organizaciones (como por ejemplo franquicias) con equipos, plantillas y jugadores individuales que compiten en diferentes juegos. Los equipos de eSports cada vez están facturando más, lo que hace que aumente su valor. El ejemplo más claro es el de Team Liquid, que ronda un valor aproximado de 320 millones, algo impensable hace una década.

Pero en el aspecto financiero hay diferencias. Las grandes organizaciones de eSports se sostienen gracias a las inversiones, al igual que las “startups”, y no por los ingresos, como sucede en otro tipo de organizaciones deportivas. Sin embargo, clubes deportivos como Los Ángeles Lakers o el Fútbol Club Barcelona se han acercado a estas audiencias y han creado sus propios equipos y plantillas de eSports.

Si buscamos más similitudes podemos ver que los eSports tienen una gran bolsa de premios en sus torneos y competiciones. Hay competiciones en las que los equipos ganadores se llevan más de 30 millones de dólares, que se repartirían entre todos los componentes del equipo, llevándose cada uno algo más de 3 millones. Si lo comparamos con los premios de otros deportes, el campeón de Roland Garros se lleva 2,3 millones, por lo que las competiciones de videojuegos se asemejan mucho en el apartado de los premios. Además del dinero en metálico, otros premios que se dan mucho en los eSports son las becas universitarias. Se han repartido más de 40 millones en becas, según los datos de la Association of Colligiate Esports.

Es por todo esto por lo que los eSports aún tiene muchos retos por delante. Uno de ellos es conseguir que los aficionados apoyen a sus equipos como hacen los fanáticos de los equipos de fútbol, con merchandising, siguiendo al equipo en las competiciones. De esta forma, los aficionados gastarían más y, por lo tanto, los ingresos de las franquicias aumentarían.

Conclusiones

Si tenemos en cuenta las características físicas y psicológicas, reglas, normativas e influencia social, sí que deberíamos considerar a los eSports un deporte.

Aunque haya mucha gente que difiera y no esté de acuerdo, los eSports son como cualquier otro deporte. Además, tienen sus ventajas, ya que son una fuente de ocio y entretenimiento, y una muy buena herramienta inclusiva.

Hay que dejar claro que no es lo mismo jugar a un videojuego que competir en eSports. Por este motivo, hay que intentar desarrollar estrategias en las que haya profesionales de la salud y del deporte que ayuden a implementar modelos alternativos en los que los eSports tengan un papel mucho más importante.

Cabe destacar que el Comité Olímpico Internacional afirmó que “la competición de los eSports puede ser considerada una ‘actividad deportiva’ si los jugadores se preparan y entrenan con una intensidad que puede compararse a la de los atletas de los deportes tradicionales”.

El crecimiento de estas competiciones de videojuegos se debe también a las comunidades que se han creado en las redes sociales u otros canales, siendo Twitch la plataforma más importante. En ella se retransmiten gran cantidad de partidas de diferentes modalidades de eSports, tanto de jugadores profesionales como de amateurs, además de lanzamientos de nuevos videojuegos, gameplays (demostración de cómo es un videojuego mientras se juega) y cualquier otro tipo de contenido relacionado con los eSports.

En España hay un ejemplo muy obvio con Ibai Llanos, que comenzó narrando competiciones de eSports para la LVP (Liga de Videojuegos Profesional) en Twitch principalmente, llegando a ser premiado como mejor locutor varios años.

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *