El fuera de juego semiautomático

Publicado por LabHipermedia en

En la actualidad, los deportes están siendo monitorizados y suplementados por la tecnología más puntera. Para evaluar rendimientos de jugadores y conseguir resultados en lo deportivo, muchos clubes se han valido del Big Data y otras herramientas. Por otro lado, con el objetivo de lograr un juego más justo, se ha introducido en el mundo del arbitraje la asistencia a través de vídeo.

En el caso del fútbol, ha suscitado polémica por su uso, sobre todo en España, pero, sin embargo, este deporte sigue tratando de modernizarse y mecanizarse para lograr una mayor precisión. En este caso, trataremos de ver el progreso que se puede realizar con la norma del fuera de juego.

El fuera de juego en la actualidad

Es una de las reglas más clásicas y básicas del balompié. Para la aplicación de esta norma, el árbitro depende en gran medida de su árbitro asistente, que es quien sanciona este tipo de acciones levantando el banderín. Esta acción dependía en el pasado del ojo humano para detectarlo. Sin embargo, con la llegada del VAR (Video-arbitraje), el panorama ha cambiado. Es cierto que el uso de la tecnología en este caso está ligado a las ocasiones de gol u otros sucesos de alta relevancia del juego, pero su influencia cada vez está adquiriendo un mayor peso a la hora de tomar decisiones.

Como sabemos, la habilidad de los colegiados es notoria y entrenan para lograr su objetivo, que es ser lo más equitativo posible. Aun así, no siempre pueden acertar y delimitar lo que es correcto y lo que no, por tanto, en ocasiones, se equivocan. Por ello, para ratificar y corregir el fallo está la tecnología, la cual nos brinda una aplicación objetiva de la norma a través del trazado de líneas. En este vídeo difundido por la RFEF (Real Federación Española de Fútbol) se explica el procedimiento para dictaminar esta regla.

El nuevo método para detectar la infracción

La noticia saltó en verano de 2021 cuando uno de los proveedores de tecnología de la FIFA presentó un sistema semiautomático para detectar un fuera de juego. El proveedor de tecnología, que ya utiliza un sistema virtual de la línea del fuera de juego (VOL) certificado por la FIFA, demostró distintos aspectos del proceso de desarrollo y la tecnología que se emplea. Su objetivo es proporcionar una decisión semiautomática sobre el fuera de juego con el mínimo retardo posible, de modo que los colegiados puedan recibir ayuda rápidamente en las acciones pertinentes.

Una de las principales dificultades en el desarrollo de una tecnología avanzada para el fuera de juego era la detección precisa y automática del momento en el que el pasador golpea el balón. Sin embargo, esto pudo solucionar.

Sobre su funcionamiento

El fuera de juego semiautomático se articulará de forma similar al VAR. Se pondrán cámaras bajo el techo de cada estadio para darle seguimiento a las extremidades de los jugadores, con el fin de establecer con mayor exactitud la línea de juego en tiempo real. Así se podrá ayudar a los árbitros a apreciar las acciones más rápidas o que tienen poco margen de error.

Si la tecnología semiautomática detecta un posible fuera de lugar, automáticamente el sistema alertará al operador del VAR para que la revise. Aun así, pese a que se trata de una gran ayuda, el objetivo principal de esta herramienta es ayudar a validar la decisión de los árbitros, según Pierluigi Collina, director de arbitraje de la FIFA.

«En un incidente de fuera de juego, la decisión se toma después de haber analizado no solo la posición de los jugadores sino también su implicación en la jugada. La tecnología, hoy o mañana, puede marcar una línea, pero la evaluación de una interferencia con el juego o con un oponente permanece en manos del árbitro«, expresó.

Este nuevo sistema recopila hasta 29 puntos o datos, 50 veces por segundo en cada futbolista. Se espera que se puedan detectar faltas mucho más rápido y contribuir con una mayor fluidez del partido.

El fuera de lugar semiautomático ya fue probado en algunos países europeos, pero la prueba de fuego se ha llevado a cabo en la Copa Árabe 2021 del 30 de noviembre al 18 de diciembre del 2021. Pierluigi Collina, actual director de arbitraje de la FIFA, ha hablado sobre ello en el diario italiano La Gazzeta dello Sport. “Estamos experimentando con nuevas tecnologías para obtener respuestas rápidamente. En la Copa Árabe de la FIFA las pruebas fueron muy bien. Somos optimistas de que se pueda utilizar en el Mundial de 2022«, aseguró el excolegiado.

Además de ello, defiende esta tecnología afirmando que es mucho más rápida a la que se emplea en la actualidad.

No funciona exactamente como la tecnología de gol, donde el reloj determina sin margen de error si un balón ha traspasado la línea de meta: en este caso, se trata de un certero apoyo visual que sirve para ayudar al colegiado que, al final, es el que tiene la última palabra.

El árbitro asistente, en entredicho

Con los nuevos avances demostrados, varias voces han dejado declaraciones en las que se afirmaban que los jueces de línea en el futuro no existirían.

En una entrevista realizada por Labhipermedia a Pau Cebrían Devís, árbitro asistente con experiencia contrastada, opinó sobre que el linier pudiera desaparecer con la inclusión de este tipo de tecnologías: “Creo que dentro de un terreno de juego es importante que haya un equipo, no una persona”, afirmó el colegiado valenciano. Además, añadió que contar con distintos ángulos de visión ante una misma situación eso es algo esencial para acertar.

La polémica está servida respecto al tema de la utilización de esta herramienta y a la cuestionada figura del árbitro asistente en este caso. De momento, sólo tenemos una prueba de valor, pero veremos si tiene recorrido una vez que su puesta en marcha se inicie en eventos de mayor renombre.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *