Mundial de Rusia 2018: la consagración del VAR

Publicado por LabHipermedia en

16 de junio de 2018. Rueda la pelota en el Kazán Arena. Francia se enfrenta a Australia en la primera jornada de su grupo en el Mundial 2018. Los galos llegan como uno de los grandes favoritos al título, mientras que los australianos se defienden como pueden frente a las acometidas francesas.

Minuto 60 de partido. Griezmann cae en el área. El juego se para. El árbitro va al VAR (Video Asisstant Referee). Tras la revisión en la pantalla, señala penalti para Francia. El jugador por aquel entonces del Atlético de Madrid anota la pena máxima. El partido finaliza con un 2 a 1 a favor de ‘Les Bleus’. El encuentro, a la postre, pasa a la historia por ser el primero en la historia del fútbol donde se utilizó la tecnología conocida como VAR.

La historia del VAR es relativamente corta. El novedoso sistema tecnológico empezó a fraguarse en el año 2016, cuando fue aprobado por la International Football Association Board (IFAB). Una vez aprobado, se concedió un periodo de prueba y mejora del sistema de dos años. En el año 2018 fue autorizado por la FIFA para su uso en la Copa Mundial de la FIFA de Rusia 2018 y el VAR quedó consolidado. Sin embargo, por el camino fue probándose en numerosas ligas y competiciones, no sin generar polémica. De los más destacados fue la Copa Mundial de Clubes del año 2017.

VAR: Funcionamiento

El sistema del Videoarbitraje está limitado a intervenir en cuatro acciones determinadas: penaltis, goles, tarjetas rojas y una posible confusión de identidad en amonestados. Si se produce una de las citadas incidencias durante el partido se activa un protocolo que consta de unos pasos.

En primer lugar, los asistentes de video informan al árbitro, o viceversa, para que se revise una decisión o incidencia. Acaecido esto, los asistentes de video revisan dicha incidencia, a través de las imágenes grabadas, e informan al ‘trencilla’ a través de un sistema de audio. Tras lo cual, el árbitro toma la decisión y acepta la información facilitada por los asistentes de video o acude al lateral del campo para visionar él mismo la jugada a través de una pantalla.

Ya sea el árbitro o los asistentes de video los que notifiquen su intención de revisar determinada incidencia, ha de actuarse con celeridad. Así, si se quiere revisar una acción ha de hacerse una vez acabe la jugada, y nunca después de que se reanude el juego.

Los asistentes de video se encuentran en la cabina del VAR, conocida como VOR (Video Operation Room). Dicha cabina esta compuesta por un árbitro principal, denominado con el propio nombre de VAR, acompañado de sus asistentes habituales, conocidos como AVAR. El número de miembros que componen esta cabina puede cambiar de número según sea una competición u otra. En España, normalmente, la cabina estará compuesta por un VAR y un AVAR.

Mundial de Rusia

Como se ha mencionado, el punto de partida y consolidación del VAR fue en el Mundial de Rusia 2018, último disputado. Curiosamente, acabó con victoria francesa, precisamente los primeros a los que les benefició el novedoso sistema implantado durante el evento.

Pero el Francia vs Australia no fue el único encuentro en el que el VAR fue protagonista, a la par que decisivo.

Suecia vs Corea del Sur

El 18 de junio, Suecia empezaba su andadura en el mundial. Su primer rival era Corea del Sur, que tenía en Son a su jugador principal. En el minuto 62 de partido – con 0 a 0 en el marcador- un jugador de Corea del Sur cometía falta dentro del área contra un rival. El árbitro no pita nada y el partido continúa. Pero desde la sala VOR le llegan indicaciones para que revise la acción. El árbitro acude al monitor y señala penalti. Suecia no falla y anota la pena máxima. El partido termina con el solitario 1 a 0.

España vs Irán

El segundo partido de la selección española en la fase de grupos fue contra el conjunto iraní. Los españoles partían como favoritos en un encuentro que depararía su futuro en el Mundial. La `roja´ se adelantó en el marcador.

En el segundo tiempo, los iraníes lograrían empatar, pero poco dudaría su alegría. El `trencilla´ se llevaba la mano a la oreja. Desde la sala VOR le estaban indicando algo. Tras unos minutos de consulta, el árbitro, mano arriba, pitaba posición adelantada. Fuera de juego y gol anulado. El 1-0 imperante ya se quedaría hasta el final del partido.

España vs Marruecos

El partido decisorio de la suerte española en el mundial 2018 también estaría marcado por la intervención tecnológica. A falta de escasos minutos para la finalización del partido, Marruecos se alzaba con una corta victoria por 2 a 1. La selección española estaba contra las cuerdas y peligraba su pase a octavos, dependiendo del resultado de su partido y del Portugal – Irán. En el minuto 92, Iago Aspas mandaba el balón al fondo de la red. El ‘linier’ levantaba el banderín y el gol era anulado, pendiente de la revisión. Tras la consulta con el VAR, el tanto se dio por valido. España festejaba y sellaba su pase a octavos.

Rusia 2018 fue el campo de experimentos definitivo y los albores del nuevo fútbol que venía para quedarse. Tras Rusia, grandes ligas empezaron a implantar la tecnología a su fútbol. Entre otras, LaLiga española en la temporada 2018-19.

El VAR fue protagonista en más situaciones durante el Mundial. Situaciones algunas decisivas; otras, no tanto. Aunque el legado del evento en la historia del fútbol fue más allá. Supuso la consagración de la tecnología en el fútbol. Supuso un paso más hacia la desaparición de un fútbol que no volverá, un paso hacia el renombrado fútbol moderno. Supuso la consagración del VAR en el deporte rey.

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *