La realidad virtual en el deporte

Publicado por LabHipermedia en

Todo el mundo ha escuchado hablar en algún momento de la realidad virtual, sobretodo en el terreno de los videojuegos. Pero esta tecnología ha ido avanzando cada vez más en los últimos años hasta el punto de incorporarse al deporte profesional. Para entender la realidad virtual, primero hay que saber qué es la realidad virtual. Según la RAE, la realidad virtual se define como la “representación de escenas o imágenes de objetos producida por un sistema informático, que da la sensación de su existencial real.”

Esta tecnología puede aplicarse tanto a deportistas de élite como a amantes del deporte y de los videojuegos. En el caso de los deportistas de élite, utilizan mucho la realidad virtual para mejorar cosas concretas o para saber a qué se van a enfrentar antes de vivirlo. Esto permite que los jugadores vean situaciones concretas tanto individuales como colectivas y puedan mejorar esos aspectos determinados. También los espectadores del deporte se han visto beneficiados por los avances en este campo. Gracias a la realidad virtual han podido acercarse a estadios o campos cuando vivían a muchos kilómetros para sentir a sus ídolos más de cerca.

El mundo del motor, uno de los primeros en utilizar esta tecnología

Uno de los deportes que más utiliza esta tecnología es la Fórmula 1. Una de las principales ventajas que se obtienen de estos entrenos es poder refrescar los trazos y las curvas de los circuitos. Con estos simuladores de realidad virtual lo que se busca es que los pilotos puedan memorizar el circuito previamente por lo que cuando llegan a entrenar, ya tienen una gran parte de trabajo realizado. Pero la Fórmula 1 no es el único deporte de motor en el que se aplica esta tecnología. En MotoGP también se está utilizando la realidad virtual. Las ventajas que se consiguen son muy parecidas a las que se dan en Fórmula 1.

Pero la realidad virtual también la pueden utilizar los amantes del deporte. Podemos ver la aplicación de esta tecnología en bicicletas estáticas o cintas de correr. En estos casos, los usuarios pueden transportarse a diferentes escenarios como un parque o un bosque para tener la sensación de que están corriendo o yendo en bici por la naturaleza. Además de poder cambiar de entorno, también pueden apuntarse a carreras ficticias para tener más motivación y realizar el ejercicio con más ganas. Cada vez hay más consumidores de este tipo de máquinas por lo que cada vez más empresas se están especializando en esta tecnología. Hay que tener en cuenta que a raíz de la pandemia cada vez más gente ha preferido realizar ejercicio desde casa y gracias a la realidad virtual han podido sentirse como si siguieran haciendo deporte en un gimnasio o en la propia calle.

La pandemia ha acelerado el desarrollo de la realidad virtual

No solo los deportistas se han visto ayudados por las nuevas tecnologías, también los espectadores pueden disfrutar de estos avances. A raíz de la pandemia causada por la COVID-19, muchas ligas y deportes han aplicado la realidad virtual para que sus aficionados puedan seguir la competición desde casa pese a no poder acceder a los estadios. La NBA fue una de las pioneras durante el confinamiento, pero cada vez han sido más los deportes que se han unido.

Los últimos en unirse a la realidad virtual para espectadores ha sido la Fórmula 1, que anunció a principios de año que durante este 2022 saldría a la venta un soporte de realidad virtual llamado F1 Life. Esta aplicación permitirá a los aficionados vivir la Fórmula 1 desde los bastidores. Además de esto, se podrá conocer la bibliografía de los pilotos, así como coleccionar modelos exclusivos de gafas, relojes y coches que podrán ser conducidos.

Pero este avance no es el primero que se da en el mundo del motor. Son muy conocidos los simuladores de coches y motos que se pueden alquilar para eventos o también los que podemos ver en los juegos recreativos de grandes superficies. Aunque estos no tienen nada que ver con los simuladores que tienen los pilotos, pueden acercar a los espectadores a lo que se siente cuando conduces uno de estos coches.

La tecnología ha ayudado mucho al deporte como se ha podido observar, pero también acerca a los aficionados a las sensaciones que tienen sus ídolos al competir al máximo nivel. Además, ayuda a los deportistas a entrenar con las condiciones reales que tendrán luego en la competición. Sin duda, las nuevas aplicaciones tecnológicas se están convirtiendo en muy buenos aliados de los grandes clubes deportivos.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *