Robots y máquinas para entrenar, cada vez más habituales

Publicado por LabHipermedia en

La tecnología ha llegado hasta el deporte y cada vez es más habitual que se utilicen
nuevas aplicaciones y gadgets en diferentes disciplinas. Cuando hablamos de
tecnología en deporte, lo primero que se viene a la cabeza es el conocido VAR o los
sensores de los balones de fútbol. Pero va mucho más allá de estas aplicaciones.

Las empresas invierten en tecnología para mejorar técnicamente a los jugadores y facilitar
la labor de los entrenadores. Por ello cada vez se invierte más en crear nuevas máquinas que puedan ayudar a los deportistas y cuerpos técnicos de equipos a mejorar factores concretos del juego. Se invierte sobre todo en aparatos para los deportes más importantes, como pueden ser el fútbol y el baloncesto, pero no son los únicos.

Lanzamiento de balones para entrenar porteros

La empresa Live Penalty desarrolló una maquina capaz de lanzar balones a una
velocidad de 100 kilómetros por hora. Funciona con batería y los balones se colocan en una cinta que se va moviendo. Se puede modificar la potencia, la dirección y la curva que vaya a hacer la pelota. Sirve para entrenar los reflejos y la rápida reacción de los porteros. Esta máquina se ha utilizado sobre todo en Inglaterra y Alemania, aunque el objetivo es que llegue cada vez a más países.

Otra de las máquinas más utilizadas en el deporte rey es la Ball Launcher Tainer. Este
aparato es bastante conocido y lo utilizan clubes como el Manchester City, Arsenal o Chelsea. Con este aparato se consigue lanzar balones con mucha precisión. Esto sirve a los jugadores para perfeccionar la recepción del balón. Una de las ventajas de este tipo de máquinas es que admiten balones de todos los tamaños, así que las pueden utilizar
jugadores de todas las categorías, desde equipos de niños hasta equipos profesionales. En este caso, lo que se busca es la mejora en la recepción del balón, pero también puede servir para los porteros.

En baloncesto destaca la utilización de máquinas de tiro. Estos dispositivos se sitúan debajo de la canasta y cogen el rebote para volver a pasarlo al jugador. Al igual que en el resto de las máquinas de este tipo, se puede modificar tanto la potencia como la dirección del balón. Cada vez es más habitual ver estos artilugios en los campos de entrenamiento de equipos profesionales, pero también en pistas de baloncesto especializadas en la mejora del tiro. 

En España es algo complicado encontrar estas máquinas, sin embargo, en Estados Unidos es mucho más habitual que los equipos de baloncesto de instituto tengan facilidades para entrenar con ellas.

"Lanzabolas" de tenis, los más conocidos

Sin duda las máquinas más conocidas son las de tenis. Llevan muchos años utilizándose
en clubes y pistas de tenis de todo el mundo. Han ido evolucionando con el paso de los años, y hoy en día tienen muchas posibilidades de programación. No se utilizan solamente para tenis, sino para todos los deportes de raqueta, entre ellos el pádel, que en los últimos años ha ido cogiendo más fama y cada son más las personas que lo practican. Se puede decidir la potencia, dirección y efecto con el que salen, y además cada vez tienen más espacio para poder lanzar más bolas. Aunque el precio de estas máquinas siempre ha sido elevado es cierto que en los últimos años se ha rebajado un poco. También en béisbol son bastante comunes este tipo de máquinas y son muy utilizadas por los equipos y clubes.

Pero la tecnología tiene sus puntos buenos y sus puntos malos. La ventaja principal de este tipo de máquinas es que ayudan a entrenar por repetición, ya que obligan a trabajar constantemente el mismo movimiento. Así se obtiene una mejora en la técnica individual. La parte positiva es que ayuda a mejorar a muchos jugadores y deportistas, facilita la labor de los entrenadores y preparadores físicos y ofrece más recursos a los clubes. Por el contrario, la parte negativa es que muchas veces tienen un coste muy elevado y no todos los clubes y equipos se lo pueden permitir. Además, muchas de estas máquinas ocupan una gran cantidad de espacio y es complicado guardarlas.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *